Prepelic se rompe en Murcia

El esloveno dice adiós a la temporada por una doble fractura en el brazo izquierdo | El Valencia Basket, consternado por la grave lesión del escolta, logra atar el triunfo en Murcia y depende de sí mismo para ser cabeza de serie

El partido físico e intenso en el Palacio de los Deportes entre el UCAM Murcia y el Valencia Basket pasó a tener ningún interés a 58 segundos del final. Prepelic, tras recibir un tapón de Lima, cayó de frente aterrizando el peso de su cuerpo sobre el brazo izquierdo. Sus gritos de dolor encendieron la alarma desde el primer instante. Los gestos de sus compañeros, entre el desespero y la consternación, certificaron la gravedad. El esloveno recibió una primera exploración en la enfermería del pabellón que ya diagnosticó, a falta de las pruebas radiológicas, una doble fractura en el radio y el cúbito del antebrazo izquierdo. El jugador fue trasladado en ambulancia, en compañía del fisio del primer equipo Paco Pedregosa a un centro hospitalario cercano donde se confirmó el peor de los escenarios. Tras su doble fractura, dice adiós a la temporada y será operado en Valencia.

La grave lesión impactó a todo el Palacio de los Deportes y, especialmente, a sus compañeros que no pudieron levantar ninguno de ellos la cabeza pese a haber conseguido la victoria en el camino a vestuarios. Peñarroya, consternado, fue incapaz de contestar preguntas en la rueda de prensa posterior: «Tengo pocas ganas de valorar el partido y cuando pasan cosas como la de Klemen ganar o perder es lo de menos». Unos minutos después de que saliera la ambulancia que trasladó al esloveno al hospital, el autobús oficial del Valencia Basket comenzó su camino de regreso sin un jugador que, una vez pasó las pruebas médicas, se pronunció a través de su cuenta de Twitter: «¡Gracias por todos los mensajes de apoyo! Empieza la cuenta atrás! Volveré más fuerte! #familiataronja».

La grave noticia, que se produjo sobre las dos y cuarto de la tarde, llegó hasta la Fonteta donde dos horas después comenzó la final de la Copa de la Reina, donde estaba como anfitrión taronja Enric Carbonell, director general del club, junto a Jorge Garbajosa, presidente de la FEB. La baja de Prepelic deja a Peñarroya con la posición de base/escolta hasta el regreso de Van Rossom y Dimitrijevic sólo con Hermannsson y Ferrando. Un drama en una semana de tres partidos (con viaja a Eslovenia y dos partidos clave en la lucha por ser cabeza de serie en el playoff frente al Tenerife y el Unicaja). La hoja de ruta esta temporada, tanto en el equipo femenino como en el masculino, es el de no fichar por lesiones aunque sean de larga duración. En este caso el drama es mayor puesto que en la Eurocup, el gran objetivo de la temporada, ya no se puede inscribir a nadie.

¿El partido? Se lo llevó el Valencia Basket en un final de infarto. Tras la lesión de Prepelic (69-70), Hermannsson logró anotar tras un rebote en ataque de Aróstegui (69-72). Lima contestó con un mate (71-72), Pradilla falló a falta se seis segundos, Taylor cogió el rebote… pero su triple lejano no llegó a destino. El triunfo permite a los taronja depender de sí mismo para ser cabeza de serie en la ACB.

Para acabar con el gafe murciano este curso, los valencianos saltaron intensos desde el arranque del partido. El mejor ejemplo llegó en la última jugada de la primera parte. Con tres décimas para una última acción ofensiva, Rivero emergió entre un mar de brazos murcianos para tocar el balón y embocarlo (27-38 y máxima renta). En el tercer cuarto, el UCAM apretó para llegar a empatar 44-44 y Prepelic, que fue el mejor de los suyos con 19 puntos, se inventó un 0-6 para dar un respiro (44-50). La tendencia se estiró hasta el final del tercer cuarto (49-60). En el último, el Murcia llegó a empatar (65-65) pero nunca culminó la remontada ante un Valencia Basket que supo sufrir para ganar.