AIFA, Tren Maya y Dos Bocas no son suficientes

Jorge Arce dice sin duda que México es un país de deveras, con una parte exportadora de agricultura que antes no tenía, un turismo que revivió durísimo, así como una la industria exportadora que podría exportar más, pero le hace faltan los microchips; sin embargo, para que crezca más se necesitan mayores niveles de inversión.

“A lo mejor el país en su totalidad no crece a la velocidad que creíamos, pero hay regiones del país que están creciendo a niveles mucho más que China, mucho más que Asia, hay partes en el norte, en el Bajío, en Quintana Roo que están creciendo rápidamente. Vemos oportunidades en México por el nearshoring, por ejemplo, en la cual empresas globales o cadenas productivas están viendo incrementar su capacidad en México”, explica.

Por lo que, sin bien no les preocupa mucho que no esté creciendo a niveles más acelerados, aun hace falta inversión, tanto pública como privada y en grandes proyectos; pero mientras no se conozca cómo será la reforma eléctrica será difícil que crezca, asegura.

Sí, hay tres proyectos importantes, pero no son suficientes para mover un monstruo de estos, necesitamos mucha más inversión privada, con envergadura y muchos de estos proyectos solo se da por naturaleza en el sector energético; mientras no tengamos una respuesta en cómo va a ser la nueva regulación eléctrica de México, no se va a poder invertir, porque nadie invierte en algo que no sabe cuáles van a hacer las reglas del juego en un futuro”, considera.

No obstante, dijo que tienen confianza en el proceso democrático y legislativo del país, así como que los legisladores saben lo que tienen que hacer: tener una industria el eléctrica que dé energía limpia, renovable, a buen costo y con accesibilidad en todos lados.

Sin eso México no va a poder competir, no importa que estemos a lado de Estados Unidos, tengamos tratados de libre comercio, que el peso es la gran moneda de los mercados emergentes y el Banco de México sea independiente sólido y fuerte, necesitamos esa energía. Sabemos que los legisladores y el poder Ejecutivo lo saben, eventualmente, vamos a tener una buena una buena reforma sin duda alguna”, confía.