Perros y mascotas corren peligro durante los festejos por el Año Nuevo

Asustados por las bombitas, huyen de sus casas y después ya no saben cómo regresar.

Durante estas fiestas de Año Nuevo se incrementan las consultas a las veterinarias de la zona rural porque los perros son afectados por los fuegos artificiales que les provocan ansiedad, y al salir huyendo tienen accidentes automovilísticos o quedan desorientados sin poder regresar a casa.

Libertad Fuentes, veterinaria de la ribera del Río Hondo, dijo que a diferencia de los festejos de Navidad, en fin de año en la zona rural se queman excesivamente “bombitas”, sobre todo con el “año viejo”, causando afectaciones a los animales, razón por la cual pide implementar medidas para evitar el miedo en los perros y poder ayudarlos.

Comentó que en la zona rural, en el caso de la ribera del río Hondo, es más difícil que un animal sobreviva a un accidente, ya que circula puro vehículo pesado, como camiones cañeros, tractores y tráiler, además de que los perros se encuentran sueltos, haciéndolos más vulnerables.

Explicó que el exceso de ruido causado por el uso de la pólvora asusta al animal y le provoca ansiedad, y fácilmente sale corriendo, porque a diferencia de las personas, la mascota tiene una capacidad auditiva mayor.

“Lo que comúnmente pasa en lo que recibimos cada año o cada vez que se realizan festividades donde se usa pirotecnia, son accidentes de tránsito, animales que salen despavoridos corriendo y son impactados por autos o motos o también dentro de las casas, se cortan al atravesar una ventana o una reja, o que los perros se avienten de un segundo piso”, dijo.

Los festejos de fin de año suelen estar acompañados con fuegos artificiales y petardos, lo que significa ruidos intensos y molestos para las mascotas.

El primer síntoma es que el perrito adopta una postura más de alerta, donde evitará hacer cosas que lo dejen expuesto y vulnerable, como comer, beber agua, dormir o incluso hacer sus necesidades con la misma frecuencia que acostumbra hacer. Suelen ponerse más ansiosos y manifestar querer que los carguen, saltando y llorando”, comentó la veterinaria.

Esta situación también afecta a la fauna silvestre como las aves, algunas se caen de los árboles, incluso muertas por el uso de los fuegos artificiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *