Borrador automático

Desde hoy y hasta el 15 de octubre el ayuntamiento de Benito Juárez y la empresa Aguakan anunciaron que cierran el tráfico por la calle Álamos, una de las vías utilizada por los automovilistas para evitar el atasco diario en el bulevar Colosio. El objetivo de la medida, muy criticada por los usuarios, apunta a finalizar la introducción de una red de agua potable y el alcantarillado en la zona.

Como informa Noticaribe, la concesionaria y el ayuntamiento invitaron a tomar precauciones y procurar otras vías alternas entre la avenida Huayacán y el bulevar Colosio.

En ese sentido, tanto la empresa como el ayuntamiento detallaron, a través de redes sociales, que durante del 19 al 1 de octubre se cerrarán los dos carriles del tramo centro de esta calle, mientras que del 1 al 15 de octubre se cerrará solo un carril de dos cuadras de extensión, cercano a la avenida Huayacán.

Por ende, las obras de rehabilitación que se realizan en el bulevar Luis Donaldo Colosio de Cancún avanzan en el tramo comprendido desde la Universidad Anáhuac hacia el Aeropuerto, causando fuertes atascos y demoras en el tráfico. Los trabajadores que retornan de la Riviera Maya a Cancún a veces tardan hasta dos horas y media en el tramo en reparación (Cancún: más atascos y tensión en Colosio por obras en el Tren Maya)

La rehabilitación de esta importante arteria vial ya se encuentra en su segunda fase de 1.5 kilómetros de longitud, sin embargo, sólo en horas de la noche es cuando esta vía tiene un poco más de movilidad.

En horas pico, como las seis de la mañana, dos de la tarde y de 5 a 8 de la noche, el bulevar se convierte en un gran estacionamiento donde los automovilistas avanzan muy lentamente, ocasionando que trabajadores y turistas pierdan la paciencia (Cancún: caos vial harta a turistas y vecinos por la obra en Nichupté)